LORENZO LOCURCIO ASUME EL TESTIGO DE LEGENDARIOS CENTAUROS VENEZOLANOS.

Vista previa de imagen

Este fin de semana el joven venezolano Lorenzo Locurcio tomará parte en la inauguración del Campeonato del Mundo de Motocross en la categoría MXGP a disputarse en Rusia, en la pista Orlyonok, próxima a la olímpica ciudad de Sochi, en lo que será su debut absoluto en una válida mundialista y además en la máxima división MXGP. 

Lorenzo Locurcio se convierte en el vigésimo centauro venezolano que participará en válidas del mundial de motocross (sin incluir a los criollos que largaron en las diez fechas celebradas en Maracay entre 1988 y 1999), certamen que oficialmente tuvo su bautizo en 1952 en la categoría 500cc, precisamente en la que el carabobeño de 24 años de edad participará este fin de semana en la inauguración de la campaña 2021, si bien renombrada como MXGP a partir de 2014.

El primer venezolano en competir en una carrera europea fue Francis Mesa, quien en 1972 tomó la salida en un par de rondas mundialistas al manillar de motos Bultaco en la categoría 250cc. El motocross nacional que se había iniciado en 1967 apenas cumplía su quinta temporada oficial pero su crecimiento fue tan grande que permitió al joven Mesa – hijo del editor de la revista especializada Prix Moto, Francis Mesa Zorrilla – hacer su debut internacional y de paso convertirse en el primer venezolano en participar en una fecha FIM (Federación Internacional Motociclismo).

Dos años después, en 1974, el equipo Venemotos-Yamaha viajó a California, Estados Unidos, para competir en la prueba de 500cc en la que vieron acción Fernando Macia y Ricardo Boada. Al año siguiente, en la efervescencia e impacto que supuso el estreno mundialista en velocidad del caraqueño Johnny Cecotto, los hermanos Alfredo y Gustavo Herrera hicieron campaña en Europa al manillar de motos KTM, la misma marca que 44 años después empleará Lorenzo Locurcio. También lo hizo otra dupla de hermanos, Freddy y Henrique Brandt, ambos sobre fabricados españoles Bultaco, mientras en la doble cita norteamericana realizada en Ohio y Quebec, el vigente campeón panamericano de 125cc Claudio Ippolito participó sobre un prototipo Yamaha del team Venemotos y en la prueba canadiense culminó en el puesto doce, aunque entonces solo los diez primeros facturaban puntos.  

En 1976 fue el turno de Tomás Goinger, quien junto a su mánager Alberto “Retaco” Flores participaron en el campeonato 1976 en la categoría 125cc con una Suzuki comprada en una tienda de venta al público, incursión en la que el prospecto de 20 años sorprendió al encabezar el Gran Premio de Bélgica y no lo hizo de manera efímera: comandó el pelotón durante un par de vueltas y se mantuvo segundo durante más de la mitad de la prueba de 45 minutos. Hasta la fecha, ha sido la única ocasión en la que un piloto venezolano ha liderado una carrera frente a los mejores especialistas del planeta. En esa campaña, Goinger marcó además 5 unidades convirtiéndose en el primer criollo en conseguirlo.

Otro talentoso caraqueño de apenas 20 años, Valentino Zolli, en 1977 buscó fortuna en los trazados del viejo continente sobre una Yamaha que contaba con el respaldo de Venemotos y Taller Alba de los primos Italo y Quintino Cichetti, valiosa experiencia que tropezó con las limitaciones técnicas y de presupuesto que afectó a todos los venezolanos que intentaron abrirse paso en escenarios mundialistas. 

A partir de 1978 y durante casi una década, tanto Tomás Goinger como Valentino Zolli cumplieron presentaciones puntuales en diferentes rondas del calendario mundial en Europa y América, aunque ninguno pudo disponer de una estructura lo suficientemente sólida para encarar una temporada completa, en tanto las marcas para las que corrían en Venezuela prefirieron contar con ellos para dominar en los torneos nacionales y latinoamericanos.

Nacido en Venezuela aunque formado deportivamente en España, Jorge Bautista también tomó la salida en alguna fecha mundialista en trazados norteamericanos como integrante del equipo Suzuki de Venezuela. En 1981 participó en Nueva York junto en la clase 250cc junto a Tomás Goinger y Fernando Macia, mientras en 1982 tomó la salida en los GP de España y Bélgica del cuarto de litro. En los GP de Brasil y Argentina de 250cc disputados en 1987, Valentino Zolli y Jon Jayo sumaron tantos en lo que fue el estreno del carabobeño en la justa global.

GRAND PRIX DE VENEZUELA EN EL CROSSÓDROMO ANDREA IPPOLITO 

Vista previa de imagen

En 1988, de la mano de los hermanos Vito y Claudio Ippolito, hijos del inolvidable Andrea – la figura más importante en la historia del motociclismo deportivo venezolano y continental – comenzó a disputarse el Gran Premio de Venezuela de motocross en la categoría 250cc, cita que se desarrolló en Maracay en una decena de ocasiones hasta 1999, prueba que permitió a decenas de pilotos locales  compartir el aparato de largada junto a los especialistas europeos. 

Fue en 1990 cuando el equipo Venemotos-Yamaha presentó en Europa a la dupla compuesta por el guayanés Pedro González, de 24 años, y el prometedor quinceañero larense Claudio Pérez, pareja que hacía su estreno en el calendario internacional. En el GP de San Marino “El Caimán del Orinoco” Pedro González consiguió meterse en la formación de salida compuesta por 40 pilotos, siendo la única ocasión en la que lo consiguieron. 

Hubo que aguardar hasta el inicio del nuevo milenio para volver a contar con motocrossistas venezolanos en trazados europeos, si bien no fue en las válidas mundialistas sino en el Motocross de las Naciones, equipos en los que tomaron parte figuras como Fernando José “Oché” Macia, Michael Sandoval, Eduardo Novoa, Humberto Martín Jr, Raimundo Trasolini, Giovanni Perrotta, Guillermo Esteva, Oscar Esparis y en el último lustro, Carlos Badiali junto a Anthony Rodríguez y Lorenzo Locurcio, prospectos que se iniciaron en el motocross infantil venezolano a comienzos del milenio.

En el Gran Premio de Chile de 2008 en la clase MX3 (motos de 500cc), tomaron la salida Fernando “Oché” Macia, Michael Sandoval y Daniel Figueroa. El mejor de ese trío fue Sandoval al arribar duodécimo en la primera manga, en tanto Oché culminó en el puesto quince. En 2009 fue el turno de Humberto “Machito” Martín quien en la misma cita chilena en MX3, arribó en las dos mangas en el puesto trece que le permitió sumar 16 unidades al manillar de una Suzuki.

La aragüeña María Eugenia Lorca ha sido la única mujer en participar en el certamen mundialista de motocross reservado exclusivamente para las damas. Hizo su estreno en 2011, ubicándose en el décimo séptimo peldaño con 44 unidades. Al año siguiente el caraqueño Humberto Martín Jr compitió en el GP de Brasil 2012 en la clase MX1 (hoy conocida como MXGP), carrera en la que solo pudo largar la primera manga en la que finalizó en la casilla 28. Ese mismo año en Europa participó en el mundial de MX3 el también aragüeño Oscar Esparis, aunque no clasificó en su única presentación cumplida en Holanda. 

Hubo que aguardar hasta 2017 para ver a otro venezolano en una válida mundialista gracias a Anthony Rodríguez, quien tomó parte en dos válidas en Italia y Portugal como integrante del equipo oficial Honda HRC en la categoría MX2, presentaciones en las que supo conquistar el octavo lugar en la manga final y un total de 34 puntos. El propio “A-Rod” fue llamado en 2018 para suplir a un piloto lesionado en el mundial de MX2 exhibiéndose como un sustituto de lujo, al ofrecer brillantes actuaciones que incluso lo vieron acariciar el podio en dos ocasiones junto al equipo oficial Kemea Yamaha con el que concluyó en el lugar quince absoluto con 217 tantos, convirtiéndose en el venezolano con mejor figuración en los mundiales de motocross. Al año siguiente Anthony Rodríguez hizo su estreno en la división mayor MXGP al comando de una Yamaha privada, máquina con la que facturó 30 puntos en las cuatro fechas en las que participó junto a la formación holandesa Hutten Metaal.

Si bien en 2017 en la cita FIM de MX2 pautada en Jacksonville, Florida, Lorenzo Locurcio tomó parte en las clasificaciones pero problemas mecánicos le impidieron tomar parte en la justa. Fue recién en 2020 cuando recibió una invitación para correr en Europa junto al equipo francés BUD Kawasaki de la clase 250cc y su sobresaliente desempeño en el certamen continental dejó muy buena impresión en aquellas fechas en las que compartieron escenario con el torneo mundial. Fue así como el valenciano de 24 años recibió en diciembre pasado la oferta para integrarse a la escudería JD Gunnex KTM Racing con base en Praga, República Checa, junto a la que participará en todo el campeonato del mundo 2021 en la máxima categoría MXGP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s