B.R.M EL SUEÑO INGLÉS


Marlboro BRM

Al acabar la Segunda Guerra Mundial, en pleno año 1945, Raymond Mays y Peter Berthon tuvieron el sueño de llevar a Inglaterra hacia lo más alto del automovilismo mundial, utilizando para ello la experiencia previa que tenían como constructores de  coches de carreras y el acceso a los documentos sobre motores y diseños que consiguieron de las marcas Mercedes y Auto Union de 1939, año en el cual dominaron el Campeonato de Grandes Premios.  El primer acto de la marca fue construir (según reglamentación de la época) un motor de 1.5 litros sobrealimentado, con 16 cilindros en forma de V, con el que esperaban obtener una cifra cercana a los 600 cv, pero sus primeros compases con el modelo BRM 15 fueron realmente decepcionantes, debido a que pese a ganar las dos primeras carreras en las que participaron, una de Fórmula Libre, y la segunda, de Fórmula 1, no volvieron a ganar con ese motor. De todas formas, este motor fue abandonado rápidamente debido a sus características.

BRM P25

Su siguiente modelo fue el BRM P25, ya bajo las siglas Owen Racing Organisation BRM, el cual montaba un motor de 2.5 Litros y 4 cilindros en línea, con la colaboración de Colin Chapman y un piloto como Stirling Moss corriendo para ellos en ciertas ocasiones. El mismo  Moss pensaba que el motor de BRM era claramente superior al utilizado en su Cooper-Climax. El punto malo que tuvo este coche fue que empezó a ser competitivo al mismo tiempo que Cooper comenzó a utilizar su diseño con motor en la parte de atrás, y fueron dominando a los demás equipos, y el P48 se convirtió en la reacción hacia esa nueva tendencia, pero el motor de BRM no estaba listo, con lo cual tuvieron que adaptar un motor Climax a su coche. EL P48 era un gran coche, y Graham Hill confiaba ampliamente en el proyecto, que pese a los abandonos  en 1961 consiguió algunos podios, pese a ser no puntuables para el campeonato del mundo. Ya en 1962 la situación comenzó a cambiar para ponerse de cara al equipo, y equipado con un motor V8 de 1.5 litros el BRM P57 se proclamó campeón de constructores y Graham campeón de pilotos. frente a Jim Clark y su Lotus, pero en 1963 Lotus dominó el campeonato y BRM no pudo remontar, ganado en Mónaco y EEUU.

Hill BRM P57

En el año siguiente, 1964, BRM pudo optar de nuevo a ganar el título mundial de pilotos, hasta que en la última carrera Lorenzo Bandini saca de la pista a Hill, privándole del campeonato. 1965 fue otro año dominado por Lotus, y para 1966 BRM decidió arriesgarse con un motor H16, motor con el que irónicamente, triunfó su máximo rival, Lotus, mientras que BRM solo alcanzó un segundo puesto en Spa en 1967. En el año 1968 deciden utilizar un motor más convencional, un V12 con el que buscaron la fiabilidad y el rendimiento que nunca encontraron. Ya en 1970 BRM contaba con Pedro Rodríguez  y Jo Siffert, los cuales aportan victorias el equipo, pero en los siguientes años solo obtendrán una victoria más con Jean Pierre Beltoise a los mandos del P160 en Monaco. En 1973 los “novatos” Niki Lauda y Clay Regazzoni formaban parte del equipo pero apenas consiguen buenos resultados, lo cual fue el principio de la decadencia de la escudería, con años sin resultados en 1974, 1975 1976 y 1977, año en el cual se retiraron. Pese a no ser uno de los equipos mas exitosos de la historia de la Fórmula 1,  se les reconocerá por ser uno de los equipos que más arriesgaron con sus diseños de motores en pos de lograr aquella gran competitividad que deseaban.

BRM Beltoise

La entrada B.R.M, el sueño inglés es original de Fórmula F1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s