LAS CHISPAS EN LOS F1 ANIMAN EL ESPECTÁCULO

El Gran Premio de Baréin 2015 se ha convertido en un evento mucho más entretenido después de pasar a ser una carrera nocturna el año pasado, y el domingo se puso de relieve algo que en la categoría reina del automovilismo ha estado desaparecido por más de 20 años: las chispas en los monoplazas de Fórmula 1. Un cambio en la reglamentación ha provocado que las chispas estén de vuelta en la F1, principalmente como medida de seguridad, pero en segundo lugar para hacer las carreras más agradable a la vista.

Raikkonen, Grosjean, Baréin 2015

Las chispas de la parte trasera de los coches fueron una parte permanente de la Fórmula 1 a finales de 1980 y principios de 1990, los días felices de Alain Prost, Gerhard Berger, Nigel Mansell y Ayrton Senna. El piloto de McLaren, Jenson Button, que ni siquiera comenzó el Gran Premio debido a problemas técnicos, aseguro estar impresionado al ver el efecto de las nuevas placas de titanio que llevan los monoplazas en el fondo plano.

Una placa deslizante de titanio en la parte inferior de los coches es lo que convirtió su zona trasera en un artilugio piroténico (el año pasado eran de wolframio y materiales similares). El cuerpo directivo de la FIA dictaminó que los vehículos deben estar equipados con placas deslizantes desde el comienzo de la temporada, tomando estas su protagonismo en la oscuridad de la carrera nocturna de Baréin. La FIA asegura que los monoplazas son más seguros con las planchas de titanio, los equipos no tienen tanta ventaja de rendimiento en ese área, y se crean chispas, que sin duda va vinculado con el espectáculo que a la F1 se le asocia.

Carreras más espectaculares

Las placas de titanio se montaron en los coches en la década de 1980 y principios de 1990, antes de ser reemplazados por la madera, lo que significó el fin de las chispas. Si todo eran ventajas, ¿por qué se prohibieron? Lo cierto es que los pilotos de aquel entonces las empezaron a usar para defendense de sus rivales en la pista. Cuando se encontraban en plena lucha en carrera, el piloto que iba delante buscaba zones bacheadas para generar chispas y así molestar la visibilidad de su rival a la hora de un posible ataque. Tal llegó a ser el punto que, como asegura el británico Nigel Mansell, se llegaron a producir incluso quemaduras en la visera del casco de los pilotos en algún caso extremo, por lo que lo habitual era terminar la carrera con el visor del casco bastante dañado, algo que sin duda molestaba a la visibilidad del piloto. Lo que al final acabó siendo un hecho que ponía en compromiso la seguridad del piloto en pista.

La entrada Las chispas en los F1 animan el espectáculo es original de Fórmula F1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s